JOHN MAIN Silencio y Quietud para cada día del año 30/04/2022

Los inicios del florecimiento de la tradición mística en el desierto


(....)Como hemos visto, la consecuencia del Edicto de Constantino, que entre el 313 y el 325 convirtió al cristianismo en la Iglesia del Imperio, fue que muchos cristianos se retiraron al desierto para volver a ser seguidores de Jesús de una forma más pura y sencilla. Además, Atanasio, obispo de Alejandría (del 327 al 373), al escribir la Vida de Antonio el copto(357), desempeñó un papel importante en alentar a los cristianos coptos a mudarse al desierto. (El nombre copto proviene de la palabra griega 'Aiguptios' que significa egipcio). Atanasio escribe: “Las palabras de Antonio persuadieron a muchos a abrazar la vida solitaria. Y así, a partir de entonces, nacieron los monasterios en las montañas y los monjes convirtieron el desierto en ciudades”. El término 'monasterios' en realidad significaba solo una colección de residencias aisladas. Posteriormente, a estos primeros coptos se unieron personas más cultas, muy cercanas a Orígenes, y otros cristianos, como Evagrio y Casiano.


La influencia de la vida de Antonio fue muy significativa, pero no fue Antonio quien "inventó" la vida ascética, sino que la aprendió de los ermitaños que conoció al comienzo de su viaje. Las persecuciones, las exigencias de los impuestos romanos, la negativa a reclutar, ya habían empujado a muchos al desierto. Según la tradición, el primer anacoreta cristiano fue en realidad Pablo de Tebas, que huyó al desierto durante las persecuciones del emperador Decio a principios del siglo III. Hay un relato de la visita de Antonio a Pablo de Tebas. Un cuervo le traía pan a Pablo todos los días. El día que Antonio lo visitó, ¡el cuervo trajo suficiente pan para los dos!

Atanasio tuvo una tormentosa carrera como obispo de Alejandría. Fue depuesto y reinstalado varias veces entre 327 y 373, estando muy involucrado en los problemas de la Iglesia. Los dogmas cristianos han sido el producto de discusiones y disputas apasionadas y a menudo amargas entre cristianos en los años previos al Concilio de Nicea (324) y en las décadas posteriores.


Atanasio desempeñó un papel importante en ese Concilio, donde Constantino dio su aprobación a la forma simple de cristianismo que predicaba Atanasio, junto con otros, una forma que gradualmente se convirtió en la predominante en la iglesia imperial ahora oficial. Atanasio en la vida de Antonio por eso presenta la vida eremítica como una vida de contrición y como una batalla contra los demonios, las fuerzas del mal; en su opinión, la humanidad era fundamentalmente pecaminosa. Gracias a esta 'guerra' el alma se prepara para la intervención de la gracia de Dios por medio de Cristo. De esta manera, Atanasio apeló a los cristianos simples sin educación.

Sin embargo, es interesante notar que las ideas de Antonio son similares a las de los monjes originistas, si leemos sus Cartas en lugar de la Vida de Antonio .. En ellos tenemos claros indicios de que no sólo estaba familiarizado con la lengua y el pensamiento griegos, sino que también había abrazado algunas de las ideas de Orígenes. Destacó, por ejemplo, la importancia de reconocerse esencialmente bueno, no pecador; animó a sus lectores a recordar que fueron creados a la imagen de Dios y, por lo tanto, a confiar en la gracia de Dios llegada de la gracia de Dios; además, vio el ascetismo como una forma de restaurar el cuerpo a su estado natural, en lugar de un castigo por sus pecados y rechazo.


A finales del siglo IV había 30.000 hombres y mujeres viviendo en los desiertos del Bajo y Alto Egipto. Los sitios famosos del Bajo Egipto fueron Nitria, Kellia y Scete. Antonio mismo vivió en el desierto a partir de ese momento.

A menudo se ha pasado por alto que había grupos tanto de mujeres como de hombres; de hecho, la mitad de los ermitaños del desierto eran mujeres. Eran algo más valientes que sus contrapartes masculinas al ir en contra de las convenciones sociales; en ese momento, una mujer realmente no tenía derechos y era propiedad de su padre y luego de su esposo. Algunas se convirtieron en prostitutas; otros procedían de entornos adinerados y vivían como vírgenes dedicadas en entornos familiares. Otras eran ascetas con sus maridos.


Las más conocidas fueron Amma Sincletica y Amma Theodora. Amma Sincletica era una joven rica y educada que con su hermana ciega se retiró a la tumba familiar en las afueras de Alejandría para consagrar su vida a Dios Amma Theodora era la esposa de un tribuno y abrazó la vida de un ermitaño que vivía en la pobreza extrema. Ellas y otras mujeres tenían mucha autoridad y, por lo tanto, fueron consultadas por muchos monjes. Su vida no fue muy fácil, pero los líderes cristianos de su tiempo las apoyaron: “La mujer es imagen de Dios como el hombre. Ambos sexos tienen la misma dignidad. Sus virtudes son las mismas, sus esfuerzos son los mismos… ¿Podría un hombre competir con una mujer que vive su vida al máximo?”. (Gregorio de Nissa)


Kim Nataraja


(Tomado del capítulo de Kim sobre la tradición del desierto en Journey to the Heart )




Entradas destacadas
Entradas recientes