Sabiduría Diaria 01.02.2020


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, MYANMAR)

Así que podríamos decir que la atención es igual a salud. Es ciertamente reparadora, y es una parte esencial del proceso de curación en sí mismo. Cuando miramos el aspecto divino de la atención, la fuente más alta de atención, entonces podríamos incluso decir que la atención es amor. La atención es el proceso de curación. Comenzamos, en otras palabras, a sentirnos mejor tan pronto como recibimos atención. Cuando prestamos nuestra atención de esa manera genuina, desinteresada y con honestidad, nos sentimos mejor. Y eso, sin duda, explica algo sobre la meditación también. La meditación es este trabajo de atención, y es una elección. Es un trabajo para entregar nuestra atención; no es algo pasivo. Es un dar, pero en el dar también empezamos a experimentar lo que estamos recibiendo. Pero tiene que empezar con el dar, y entonces, muy rápidamente, el trabajo de atención se convierte en algo tan beneficioso, tan encantador que no nos volvemos exactamente adictos a él porque nos libera, pero ciertamente se convierte en una parte de nuestra vida que no queremos perder. ( Health & Wholeness , Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas
Entradas recientes