Sabiduría Diaria 27.01.2020


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FRANCIA) La atención, atención pura, es lo opuesto a la distracción. Si la distracción es el tipo de imperfección o estado primitivo de enfermedad, entonces la atención es curativa. La atención es saludable y la atención conduce a la totalidad. La esencia de la oración es la atención, no la intención, el no querer algo. Tenemos que tener una intención, de lo contrario, nunca nos sentaremos a meditar. Pero tan pronto como hemos empezado a meditar —la intención nos ha llevado tan lejos — entonces cambiamos de marcha. La intención se vuelve cada vez menos intensa o nos volvemos cada vez menos consciente de ella, no pensamos en la intención y ésta evoluciona o nos lleva a la atención pura. La atención es sanadora y saludable. Y cualquiera que haya cuidado a alguien que esté enfermo o haya tratado de estar con alguien que esté sufriendo, entenderá lo que eso significa. Dar nuestra atención a alguien en necesidad, en dolor o en angustia es el primer paso, y a veces es la única cosa, el único paso que podemos dar. (Health & Wholeness , Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas