Sabiduría Diaria 28.11.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, REINO UNIDO) Necesitamos estar llenos de asombro si vamos a comunicar la Buena Nueva, y ese asombro no viene principalmente de leer o escuchar charlas. Viene principalmente de una experiencia interior. Así como los primeros discípulos cristianos se llenaron de la experiencia de Cristo resucitado y salieron, cada uno de ellos entregando sus vidas para proclamar la Buena Nueva alrededor del mundo. Así que nosotros mismos, por ese descubrimiento interior de Cristo dentro de nosotros, nos llenamos de la misma maravilla y energía de generosidad. No estamos tratando de convertirnos. Sabes, si tratas de convertir a todos los que conoces, eres un poco como un hombre o una mujer que está desesperada por casarse, y todos los que conoces en cada fiesta o en cada cena se dan cuenta rápidamente de que eso es lo que tienes en mente y, por supuesto, los ahuyenta. Necesitamos encontrar la mejor manera en las circunstancias —con la gente con la que estamos, con el tipo de audiencia con la que estamos— para explicar por qué somos discípulos y qué significa realmente una vida santa. (Christian Life in the Light of Christian Meditation 2 - Holiness, Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas