Sabiduría Diaria 09.10.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA) Ser un discípulo es también vivir guiado por valores simples y valorar la simplicidad. El día de hoy, nuestras vidas se han vuelto cada vez más complejas, estamos cada vez más distraídos. Conforme tenemos más aparatos que nos ahorran tiempo, nos volvemos más estresados. Obtenemos un teléfono móbil e inmediatamente nos volvemos adictos. El primer paso cuando aprendemos a meditar es apagar nuestro móbil, algo muy difícil para mucha gente, y entonces al meditar el teléfono se enciende y nos distrae. Por eso, al apagarlo, estamos diciendo "estoy aquí, no estoy esperando una llamada o un mensaje. Estoy presente." Y el significado de la oración es decir "Señor, aquí estoy, haz de mí lo que quieras." ( Christian Life in the Light of Christian Meditation 1 - Discipleship, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas