Sabiduría Diaria 06.10.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN)

Entonces, ¿Qué implica ser un discípulo? Amor a Jesús. Ese amor crecerá. Así como el amor en la amistad o el matrimonio, o el amor a los niños, que crece con el tiempo, nuestro amor a Jesús crece. También implica la obediencia a su enseñanza lo mejor que podamos. Fallamos muchas veces, pero seguimos caminando con El. Jesús dice que nadie puede ser un discípulo sin renunciar a todas sus posesiones. Eso es un poco desconcertante si lo tomamos solo a nivel materialista. San Francisco vivió esa vida de completa renuncia física, no era dueño de nada. Pero eso es solo un reflejo del significado de este llamado a renunciar a todas nuestras posesiones. Por supuesto, tiene un aspecto material. Será difícil ser un discípulo de Jesús y ser un consumidor con todas las letras, que no piensa en nada más que en poseer cosas, comprar cosas, ir de compras. Si eso es lo único en nuestra vida o esa es la principal prioridad de nuestra vida o la forma principal en que usamos nuestro tiempo libre como consumidores, afectaría nuestro discipulado. O si tuviéramos más que suficiente y no lo compartiéramos con los pobres, con aquellos que lo necesitan, eso también afectaría nuestro discipulado. Seríamos posesivos, miserables.

( Christian Life in the Light of Christian Meditation 1 - Discipleship, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas
Entradas recientes