Sabiduría Diaria 07.09.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, MALASIA)

(...)lo que la meditación nos enseña es que debemos tener esta experiencia de bondad y transformación personal. Hay que tener la experiencia de nuestra propia bondad esencial, la bondad de nuestro verdadero ser. No es que seamos perfectos, sino que sabemos que en ese nivel donde podemos ser nosotros mismos, donde eres tú mismo, somos buenos. Una persona indivisa con la bondad de Cristo que nos abre a la bondad de Dios. Y hay otro efecto de esto que es que nos abre, por lo tanto, a todas las grandes virtudes: justicia, prudencia, templanza, fortaleza, todas las grandes virtudes cristianas. Son muy similares nuevamente en muchas tradiciones diferentes. Existen las cinco constantes del confucianismo: benevolencia, justicia, conocimiento, integridad y ritos apropiados, haciendo las cosas de la manera correcta, completando los rituales de la manera correcta. Entenderemos el significado de estas virtudes de la vida civilizada. Hoy no hay mucho de todos modos, en la vida pública vemos la escasez, la insuficiencia de estas virtudes en nuestros líderes y en nosotros mismos.

( Finding Oneself 2, Meditatio Series 2017D , Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas