Sabiduría Diaria 17.08.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA) Perderse a sí mismo significa dejar a un lado esas capas de identidad que llamamos falsas, porque son impermanentes. Son falsas solo si les atribuimos permanencia o nos apegamos a ellas: tengo mis derechos, tengo mi identidad, tengo mi posición, trátame con más respeto. Eso a menudo proviene del falso yo, un sentido del yo que estamos tratando de defender o afirmar. Eso es parte de nuestro desarrollo humano y psicológico. El ego aparece a una edad muy temprana: a los dos años, y causa a los padres un tremendo sufrimiento y alegría, hasta la adolescencia, cuando solo causa sufrimiento. Tiene que ser tolerado, y puede tolerarse porque podemos verlo como parte de un proceso evolutivo emergente. Donde no se puede tolerar es cuando este ego de dos años todavía está operando a la edad de 70 años, como puede ser, o en cualquier etapa intermedia. Entonces ya no es simpático.

( Finding Oneself 1, Meditatio Series 2017C, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas