Sabiduría Diaria 03.07.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX, FRANCIA)

El perdonar no es solamente decir "te perdono", que puede sonar como un decreto imperial que hace que sea más difícil resolver la relación. Tomar la parte moralista y mirar condescendientemente a quienes nos han traicionado - o a nuestras esperanzas para ellos - siempre es tentador. Pero hace que el perdón tarde en suceder así como que el proyecto de reconciliación que requiere del trabajo de perdonar, si es que queremos que una relación dañada sea restaurada y re equilibrada , se alargue. Decir "te perdono" puede ser tan superficial y engañoso como decir simplemente "lo siento, pasemos adelante". (...) Tenemos que reconocer y aceptar todo lo que estamos sintiendo y fantaseando, por más vergonzoso o impensable que pueda ser. Y tenemos que aceptar que este estado mental es venenoso y que nos daña. Tenemos que enfrentar la pregunta "¿quiero cambiar de verdad?" A veces, un impulso negativo se desarrolla y nos hace sentir más cómodos y seguros en el paper de víctimas y entonces la respuesta honesta puede ser 'no, en realidad no quiero cambiar'. Pero cuando queremos cambiar, tal vez porque ya no aguantamos el veneno, aprendemos lo que quiere decir amar a nuestros enemigos. Aunque no lo debemos hacer solamente por evitar conflictos. .

( Meditatio Newsletter, October 2010, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas