Sabiduría Diaria 20.06.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, COREA)

Todos nos tropezamos de muchas maneras, de acuerdo al apóstol Santiago. El problema no es el tropezar, eso es humano y todo lo humano es perdonable. El problema que reconozcamos honestamente que hemos tropezado. Sólo si nos percatamos conscientemente y mantenemos un corazón humilde podemos tener la esperanza de prevenir que ese tropiezo se vuelva parte de un patrón que eventualmente defendemos y justificamos. Este es un elemento tan esencial del crecimiento espiritual que no es sorprendente que todas las tradiciones espirituales presenten una metodología para ayudar a las personas a manejar los tropiezos y resbalones y especialmente los patrones fijos de comportamiento negativos. Igualmente todas las tradiciones están de acuerdo en que esto es la esencia de la paz. Como vivimos en tiempos tan violentos y llenos de ansiedad, nos beneficia el ver a la meditación como un ‘camino de paz’ que comienza a corregir nuestros desequilibrios y que pronto se extiende hacia afuera y toca toda la red de relaciones que tenemos y que nos hacen ser la persona que somos.

( Meditatio Newsletter, September 2014, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas