Sabiduría Diaria 14.05.2014


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, TIERRA SANTA)

John Main describió la meditación simplemente como el camino en que aceptamos el don de nuestro propio ser. Tenemos que percibir a nuestro ser como un regalo para poder estar plenamente vivos. Este ser que tenemos no es una carga que se nos ha dado, no es un castigo ni una cruz que debemos cargar. Es un don. De esta manera podemos comprender la gran enseñanza de la tradición contemplativa cristiana, que el camino del conocimiento de Dios es el camino del autoconocimiento y no podemos conocer a Dios sin conocernos nosotros. Es decir que no podremos conocer a Dios plenamente si no nos conocemos a nosotros plenamente. “Que me pueda conocer para poderte conocer”, dijo San Agustín. “Mi yo es Dios, y no me conozco excepto en Dios,” dijo Santa Catarina de Génova.

( The Ego On Our Spiritual Journey II, Meditatio Talks 2008 B, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas