Sabiduría Diaria 08.05.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

Entonces comenzamos a repetir esta palabra en silencio, en nuestra mente y nuestro corazón. Lo seguimos haciendo con atención, con amor y con fidelidad. Y por supuesto que nos distraemos. Muchas, muchas veces. Pero eso no importa, no somos perfectos. No tenemos que ser meditadores perfectos porque todavía no somos discípulos perfectos. El mejor meditador puede decir: ‘medito y eso es muy importante para mí y si no lo hago lo extraño mucho, pero soy un mal meditador.’ Y eso está bien, lo que importa no es tener éxito, lo que importa es ser fiel.

( Christian Life in the Light of Christian Meditation 1:

Discipleship, Meditatio Talks 2019 A, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas