Sabiduría Diaria 25.04.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX, FRANCIA) Antes que nada alguien tiene que señalarnos dónde está Jesús. ¿Quién fue? Tal vez nuestros padres, o un sacerdote o una monja, tal vez un extraño en el autobús. Alguien nos señaló a Jesús. Y entonces le comenzamos a seguir, pero al principio sólo vemos su espalda. Sin embargo, en algún momento – y aquí es donde comenzamos a ser discípulos – se voltea y nos mira siguiéndole. Vemos que nos ve. Eso hace una gran diferencia. Y aquí es donde comienza la relación verdadera. En este momento nos encontramos en relación con Él. Y nos hace una pregunta profunda: ¿Qué buscas?, ¿Cuál es el propósito de tu vida?, ¿Tus prioridades? Esa es una pregunta que nos debiéramos preguntar cada día. ¿Cuál es nuestra prioridad? Pero los discípulos responden con una pregunta de discípulo, ¿Dónde te estás quedando? Y Jesús no les da su dirección, simplemente les dice, ‘Vengan y verán’. Es una invitación. Y ellos la aceptan y se quedan con Él. ( Christian Life in the Light of Christian Meditation 1: Discipleship, Meditatio Talks 2019 A, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas