Sabiduría Diaria 22.02.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA) San Juan dice que Dios nunca ha sido visto. En otras palabras, Dios nunca puede ser un objeto fuera de nosotros mismos. Es la mente que siempre está creando objetos. La mente siempre está creando una realidad externa. Como hacemos esto continuamente, en nuestra oración debemos ir más allá de la mente, al nivel de nuestro ser, del corazón, del espíritu, en donde no hay nada fuera de nosotros; donde entendemos que estamos en relación, en comunión, en la danza del ser, con todo lo que es Dios. Y esto es a lo que cada uno de nosotros está llamado y es capaz de hacer. Por eso en nuestra meditación, nos rendimos a Dios. Le entregamos todas las ideas o imágenes que tenemos de El como un objeto que se puede ver, o una cosa que se puede pensar, algo fuera de nosotros. Dios nunca ha sido visto, pero si nos amamos los unos a los otros Dios mora en nosotros. Esa es toda la estructura de la vida Cristiana: no podemos ver a Dios pero si nos amamos entre nosotros Dios vive en nosotros. Entonces ahi El amor es "llevado a la perfección", dice San Juan. (Aspects of Love 3, Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas