Sabiduría Diaria 13.02.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA) El amor es lo que nos diviniza. Y aprendemos a amar – amarnos, amar a otros – al entrar en el misterio de la relación. Por lo tanto aprender a amarnos y aprender a amar a los otros va de la mano de aprender a amar a Dios. Nos enseña quién es Dios, porque sólo amando lo podemos descubrir. Todo aquel que ame es un hijo de Dios y conoce a Dios, si no aman, no conocen a Dios. (1Jn 4:8). Por más ideas bellas que tengan sobre Dios, no saben nada de El si no aman, pues Dios es amor. Y yo creo que la meditación constantemente nos pregunta cómo vemos a Dios; a esta profunda creencia y sentimiento de nuestra vida, que le da forma a todo y a todo lo que somos. ( Aspects of Love 3, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas