Sabiduría Diaria 07.02.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

Para la mayoría de nosotros existe una gran falta de armonía entre lo que pensamos de Dios, la poderosa imagen del Dios que opera en nuestra mente y la experiencia actual de Dios que podamos haber tenido de niños, o que podemos tener ahora. Lo que aprendemos en la meditación es dejar a un lado las imágenes de Dios que hemos formado durante tantos años. Y al dejar ir las imágenes y los conceptos de Dios que hemos formado, recuperamos la capacidad de niños de experimentar a Dios plenamente. Como un niño cuya experiencia no está controlada por sus conceptos. Por eso es que Jesús nos dice que para entrar a su Reino, que es la experiencia directa de Dios, debemos volvernos como niños.

( Aspects of Love 3, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas