Sabiduría Diaria 04.02.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA)

Existe una relación muy cercana entre la manera en que imaginamos a Dios o lo que pensamos de Él, y la manera en que experimentamos a Dios. Parte del problema a que nos enfrentamos cuando empezamos a meditar es que hay una gran separación entre lo que pensamos sobre Dios, el Dios de nuestra mente y la experiencia actual de Dios, Dios en nuestro corazón. Entre el Dios que está más allá de toda imagen y el que hemos puesto en una imagen. Esta separación entre imagen y experiencia es una de las heridas, una de las divisiones dentro de nosotros que se ve sanada por la meditación. Es una herida de división que generalmente, para la mayoría de nosotros inicia en la infancia.

( Aspects of Love 3, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird