Sabiduría Diaria 11.01.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA) Ciertamente en Europa y América del Norte es más probable que nuestro doctor o psicólogo nos recomiende meditar a que lo haga un sacerdote o una monja. ¿Por qué sucede así? ¿Qué ha pasado con la iglesia que cuando se trata de nuestra vida interior tenemos que depender de doctores y psicólogos? ¿Por qué recomiendan los doctores la meditación? Lo hacen por los beneficios físicos y psicológicos que nos proporciona, no por razones espirituales o religiosas. (…) Así es que mucha gente simplemente busca la meditación para resolver sus vidas llenas de estrés. Pero sabemos que la gracia abunda en la naturaleza y nuestra naturaleza es física y psicológica. Así que no es sorprendente que al abrimos a la gracia – el amor de Dios, puro y gratuito – recibiremos beneficios que experimentaremos y reconoceremos en nuestros cuerpos, en nuestras mentes y en la manera como nos relacionamos con otra gente. Esos son los beneficios que podemos reconocer como signos de gracia. ( Meditating as a Christian, Laurence Freeman OSB 2013 C )


Entradas destacadas