Sabiduría Diaria 21.12.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX, FRANCIA )

La meditación, la oración del corazón, no excluye otras formas de oración, no reemplaza a otras formas de oración. En mi propia vida como monje, rezo de diferentes maneras. Rezo en la oficina, celebro la Misa, tengo mis momentos de leer las Escrituras. Para mí, estas otras formas de oración, se han enriquecido mucho y se han profundizado, debido a mi meditación. Este es un punto muy importante que debemos recordar mientras enseñamos los sacramentos, al participar en otras formas de oración devocional. Estas otras formas de oración se enriquecen, y en realidad vemos su significado más profundamente, cuando también hemos descubierto esta oración del corazón ( Meditating as a Christian, Laurence Freeman OSB 2013 C )


Entradas destacadas