Sabiduría Diaria 11.12.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BÉLGICA) Creo que todos, hasta cierto punto, hemos experimentado la quietud o hemos vislumbrado lo que es una mente quieta, lo que significa estar quieto y permitir ese conocimiento que es tanto nuestro conocimiento de Dios, como el conocimiento que Dios tiene de nosotros, no a través del pensamiento, no a través de la imaginación, no a través de la cognición o la reflexión, sino simplemente ese conocimiento que surge. Es algo completamente distinto a nosotros, pero también algo que es completamente íntimo y uno con nosotros. Así que en esta quietud, estamos en ese lugar donde podemos estar más abiertos "con nuestras mentes quietas y listas para recibir". ¿Para recibir qué? El don. El don supremo del ser. No hay otro regalo que valga la pena tener realmente que el don del Ser, la base de todo. Y es este don de Ser que es el don de Dios de sí mismo porque Dios es Ser. (The Experience of Being, Laurence Freeman OSB 2018 C)


Entradas destacadas