Sabiduría Diaria 19.11.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INDONESIA)

Simone Weil dijo que el mismo don de nuestro ser nos ha sido dado por Dios, así que todo lo que nos llega, todo, es un don de Dios, incluyendo nuestro propio ser. Y entonces ella se pregunta ¿Qué podemos darle a cambio a Dios? y responde que lo que sucede es que construimos un falso yo, un falso ego. Falso porque nos hemos apegado a él, lo defendemos, le atribuimos demasiada realidad. Pensamos que es un fin en sí mismo más que un medio de comunicación o un modo de servicio. Así el ego comienza a predominar en nuestras mentes, nuestros sentimientos, nuestras relaciones – en todos esos complejos negocios – y eso nos lleva a veces años desenmarañarlo. Sigue diciendo que lo que podemos darle a Dios es la demolición de este falso yo. Ella usa la palabra destrucción que es una palabra algo violenta pero en ocasiones se siente como una destrucción. A veces, al luchar contra el ego, sentimos una cierta violencia interior que está sucediendo. No es realmente el que nos hagamos daño, pero es un trabajo real y serio, que a veces es difícil al buscar la trascendencia, o la deconstrucción, o la demolición de nuestro falso yo. Y esto es la importancia central de la meditación en el proceso de encontrarnos.

( Finding Oneself, Meditatio Series 2017 C )


Entradas destacadas