Sabuduría Diaria 28.08.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BERE ISLAND, IRLANDA) Nunca debería de ser: ‘Estoy salvado’ sino más bien ‘Estamos salvados’. Y por lo tanto no hay salvación fuera de la iglesia pues la iglesia es siempre y esencialmente católica, milagrosamente incluyente de las cien ovejas, de la moneda perdida, del hijo pródigo que somos todos. Perder y encontrar juntos forman la plenitud de la verdad que nos libera. Pero en qué sentido y a qué profundidad de santidad y auto conocimiento podemos considerar a la iglesia incluyente? ¿Cómo puede contener a todos? Claramente no a un nivel cartesiano de auto conocimiento donde los cristianos se ven a sí mismos como divididos de otras iglesias y otras religiones. “Nadie va al Padre si no es por mí’ no puede ser un requisito necesario para pertenecer a una cierta iglesia o para ser bautizado. Esto le daría un tono que chocaría con la naturaleza de Jesús según está expresada en otras partes del evangelio. Sería una interpretación muy fundamentalista – una en que no encontramos el significado, sino que ponemos en el texto el significado que hemos decidido. Esto es una forma de pecar contra el Espíritu Santo, es ahogar la palabra viva de la escritura y una proyección del apego humano sobre la auto revelación divina. (Christian Meditation Newsletter, June 2005)


Entradas destacadas