Sabiduría Diaria 23.08.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, URUGUAY)

El primer paso es siempre el más importante y el más difícil. Es tan fácil escondernos atrás de una fachada de conformidad cultural. Es fácil hacer sólo lo que la gente espera que hagamos, cuando sabemos que deberíamos estar haciendo algo diferente que dejaría que nos realizáramos mejor como realmente somos. A veces comenzamos a meditar con la impresión que algo nos hace falta en la vida, un sentimiento de pérdida o de no encontrar algo. Así que para la mayoría de nosotros la meditación puede parecer desorientadora al principio. ¿Es realmente oración esto que hacemos? nos preguntamos.No vamos a entender realmente por qué nos sentimos atraídos hacia este peregrinaje de la mente al corazón, del ser cartesiano al ser real. De ser seres pensantes a permanecer en silencio. Tenemos que enfrentarnos al sentido desorientador de perdida y penetrarlo con suficiente profundidad antes de que podamos ser guiados a la alegría de encontrar.

(Christian Meditation Newsletter, June 2005)


Entradas destacadas