Sabiduría Diaria 04.08.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA) Cualquier crisis en la vida - de pérdida, transición o miedo a la muerte - podría desencadenar esto. También puede aparecer de repente, sin anunciarse. Entonces ocurre la crisis. Al principio, puede exponer una sensación insondable de aislamiento. Parece que sólo nuestra propia racionalidad puede ayudarnos. Pero la racionalidad - nuestra capacidad de analizar y explicar las cosas - es fácilmente dominada por la fuerza bruta de esta revelación. El mejor consejo de las fuentes más sabias es 'no luchar contra ello'. De hecho, necesitamos permitir el fracaso, permitir que todas nuestras defensas, todos nuestros agujeros, todos nuestros falsos consuelos sean abrumados por esta ola de realidad que surge hacia nosotros. 'Es algo terrible caer en las manos del Dios viviente'. Parecerá como si - si es que Dios realmente existe - que Dios no es más que el infinito "Yo soy", un Ego de inimaginable magnitud e indiferencia hacia otros, incluyendo a su propia creación. Muchos místicos han reportado sobre esta experiencia. Su valor para nosotros hoy es inapreciable, para desarrollar una respuesta contemplativa a la crisis del cambio (tema de nuestro Seminario en Septiembre). (Meditatio Newsletter, July 2018)


Entradas destacadas