Sabiduría Diaria 25.07.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BERE ISLAND, IRLANDA)

En los inicios de la Iglesia ‘bendecir el nombre’ era una expresión para referirse al martirio, dar testimonio del Padre en Jesús por el poder del Espíritu. Significa mucho más que alabar a Dios verbalmente. En este sentido todos estamos invitados a ser mártires. Y aceptamos la invitación cuando en momentos de gran debilidad u obscuridad nos entregamos al misterio de Cristo. Esta es otra manera de aprender a conocer a Dios a través del no conocerlo, pues en estos momentos no podemos estar seguros de nada. La fe es mucho más que la certeza. El nombre de Dios es inefable y a la vez lo pronuncia todo aquello que tiene vida. Tiene un número infinito de significados. El mantra nos conduce hacia el Nombre y al repetir el mantra glorificamos el nombre. Conforme se va enraizando en nuestro corazón y nos acompaña en todo lo que decimos y pensamos y hacemos durante el dia, vamos creciendo en la capacidad de ‘alabar el nombre del Señor en todas las cosas’.

( Christian Meditation Newsletter, Dec 2006 )


Entradas destacadas