Sabiduría Diaria 16.07.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX, FRANCIA)

La meditación es un camino. Puede ser un camino sutil de la mente al corazón, pero antes de completarlo, el proceso nos va a llevar a través de cada aspecto de nuestro ser, psicológica y socialmente. La condición de consumistas modernos que traemos a la meditación – y a todo – quiere saber todo ya y tener el control. Asume que una vez leída la descripción del producto en el paquete y habiendo pagado el precio, la compra ha concluido. Sin embargo, en la transacción espiritual, no hay derechos de consumidor. Sólo gracia y auto donación. Nuestra impaciencia extrema nos ha condenado culturalmente a la distracción organizada y a la fantasía adictiva.

(Christian Meditation Newsletter, Dec 2006)


Entradas destacadas