Sabiduría Diaria 11.07.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BRASIL) Podemos ser plenamente humanos pues recibimos el regalo incondicional de nuestro yo que es Dios encarnado. Cristo es un don, un regalo ‘lleno de gracia y verdad’, eso es humanamente tan único y especial como cada uno de nosotros en un círculo de meditadores que camina lentamente. En Jesús experimentamos el absoluto donarse de Dios. Así que se transforma el entendimiento de nuestra humanidad y se expresa la naturaleza real de Dios. Cualquier donación de nuestra naturaleza, de nuestro yo, por más raro que esto sea, y tal vez incompleto, no lo podemos dar por hecho, no es algo que se compra, No es una posesión ni una forma de control. Es un regalo.

(Christian Meditation Newsletter, Dec 2006)


Entradas destacadas