Sabiduría Diaria 08.07.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, CANADA)

Creo que el trabajo más importante de la gente religiosa hoy en día no es solamente desarrollar sus propias denominaciones particulares, sino compartir desde sus propias fuentes contemplativas, esta sabiduría contemplativa, que genera vida con el mundo. Y esta sabiduría nunca está lejos de nosotros, más bien está cerca, más cerca de nosotros que lo que estamos nosotros mismos, como dijo San Agustín. De cierto modo en la tradición cristiana, decimos que Dios nos busca tanto como nosotros le buscamos. Todo lo que he estado diciendo hasta ahora sobre la naturaleza de la contemplación puede resumirse en la idea de que meditar es una labor de amor. La contemplación es un trabajo de amor porque la sabiduría de la que estamos hablando es la sabiduría que es amor.

( The Contemplative Dimension of Faith, Meditatio Series 2012B )


Entradas destacadas