Sabiduría Diaria 02.05.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA)

Al pensar sobre este viaje, el peregrinaje espiritual, encuentro útil distinguir entre etapas y estados. El estado de nuestra mente está cambiando continuamente. Podemos tener un estado mental durante nuestra meditación muy pacífico y alegre, integrado – un estado de ‘apatheia’. Pero al día siguiente o en la meditación siguiente, se ha ido y nos encontramos simplemente enfrentando muchas distracciones y aridez. Los estados mentales cambian y lo sabemos: podemos estar muy relajados y contentos y pensar que la vida fluye sin problemas y entonces una llamada telefónica o una persona violenta con quien nos cruzamos provocan que nuestro estado mental se deshaga y nos irritamos, nos enojamos o entristecemos. Por eso, los estados de la mente, por definición, son tan variables como el clima.

(Map of the Journey, Meditatio Series 2011 C) La apatheia (en griego antiguo, ἀπάθεια) es el estado mental alcanzado cuando una persona está libre de alteraciones emocionales


Entradas destacadas