Sabiduría Diaria 01.05.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BRASIL)

Es un procedimiento abierto. No sabemos de dónde venimos, pero podemos identificar el punto de inicio y todo esto está conectado. Necesitamos sentir que todos los aspectos de nuestra historia, de nuestra experiencia, son parte del mismo relato, aun las partes que no tienen sentido o significado. Y no es que de repente, cuando esto suceda, dejaremos de estar distraídos. Por supuesto que seguimos distraídos. Tal vez menos distraídos, tal vez menos preocupados por nuestras distracciones, pero seguimos siendo humanos, seguimos estando ocupados. Tal vez enfrentemos mejor las distracciones y podamos hacer algunos cambios en nuestro estilo de vida que nos harán estar menos distraídos. El proceso de sanación continúa. Siempre vamos a estar necesitando ser curados. Algunas de nuestras heridas son muy profundas, como espinas en la carne que nos acompañan el resto de nuestra vida, como a San Pablo, y de todos modos, seguimos siendo heridos. Así que estamos en una constante necesidad de ser sanados y el ego va a seguir con nosotros mientras permanezcamos en este cuerpo. Así que no es que dejemos atrás estas etapas o fases, pero se van integrando en una experiencia mucho mayor de plenitud al tiempo que esta dimensión espiritual se nos va presentando.

(Map of the Journey, Meditatio Series 2011 C)


Entradas destacadas