Sabiduría Diaria 06.04.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN)

Hasta que no meditamos, la meditación puede parecer un juego mental, abstracto y cerebral. Una vez experimentada, se nos muestra como el camino de oración más encarnado y holístico. Sus efectos se sienten en la persona completa conforme las palabras del evangelio se encarnan en la vida diaria. La enseñanza de Jesús permea todo. Lo que pasa en nosotros y a nosotros, nuestra propia experiencia, se vuelve el mediro de verlo y reconocerlo. Como dijo John Main, la meditación verifica las verdades de la fe.

(The Goal of Life, Meditatio Series 2005 B)


Entradas destacadas