Sabiduría Diaria 07.04.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, RUSIA)

La distracción y el apetito por la variedad son algo endémico en la mente humana. El ego es inquieto por naturaleza en su búsqueda por placer y la evasión del dolor. La mente humana, hoy, se ve bombardeada por imágenes e información como nunca antes. Los medios electrónicos e impresos y la velocidad de la comunicación aceleran el volumen y la intensidad de la distracción. El oficinista promedio está estresado nada más por el número de correos electrónicos que recibe. La mentalidad de consumidor hambriento contribuye a añadir estrés a la mente y al cuerpo. La tecnología de la información posiblemente ha desarrollado un nuevo nivel de la consciencia humana: la consciencia de medios colectiva. Esto tiene el potencial para unificar la humanidad pero también presenta el grave problema de reducir a la mente individual a un clon de la mente colectiva. Anuncios, chismes, información, noticias, chats, erotismo y entretenimiento estimulan las mentes desde Hyderabad hasta Harwich con el mismo material. El ciberespacio nos satura diariamente y pedimos más.

(The Goal of Life, Meditatio Series 2005 B)


Entradas destacadas