Sabiduría Diaria 31.03.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA)

Nadie puede juzgar la calidad de la oración de otra persona, pero los frutos de la oración son evidentes. SI oramos tal comoo Jesús enseñó, viviremos coco enseñó. Eso estaba claro para los primeros cristianos que decían: "la manera en que oras es la manera en que vives". Si la oración no hace ninguna diferencia - si no cambia primero al que ora - entonces hay algo que no está correcto. (The Goal of Life, Meditatio Series 2005 B)


Entradas destacadas