Sabiduría Diaria 28.03.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX, FRANCIA)

Orar no es informarle a Dios qué necesitamos o pedirle que 'cambie' su opinión. Tampoco estamos colocando nuestra voluntad en oposición a la suya ni le estamos diciendo qué debe hacer. Ese tipo de oración egocéntrica genera muchas formas de comportamiento religiosos neuróticos, como orar por que nuestro equipo gane, o por que se cumplan nuestras fantasías o deseos egoístas. Estos absurdos, inician creando un Dios a nuestra propia imagen egoica, después, seguimos con una obsesiva relación fantasiosa con este, nuestro falso dios que hemos creado. Este dios puede desarrollar suficiente vida psíquica autónoma como para cerrarnos a la divinidad verdadera cuando de verdad se acerque. Esta puede ser una espiritualidad peligrosa pues es la forma que el demonio del ego teje la ilusión de que habitamos una realidad personal separada e independiente de Dios.

(The Goal of Life, Meditatio Series 2005 B)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird