Sabiduría Diaria 17.02.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, AUSTRALIA)

El punto intermedio entre los dos lados de la paradoja es el punto interesante. Es el punto de todo, es un punto válido que no hay que desechar. Si tenemos y podemos ponderar esto, como dice Jesús, 'si permanecéis en mi palabra, seréis libres. La vida, el nacimiento, la pérdida, la alegría, nos abren y nos introducen a este punto en el centro, en el punto de inflexion de la paradoja, y es un modo de vida, el permanecer en ese punto, dejando que el encontrarnos suceda. Hay que recordar que no podemos encontrar nuestro yo como si fuera un objeto. Así que hay un punto intermedio, entre los dos lados, en que podemos estar en equilibrio. Y una vez que encontramos este equilibrio, es un equilibrio muy fuerte y podemos hacer lo que parece imposible. Es lo que queremos decir por vivir contemplativamente y lo que la meditación nos permite lograr. Podemos entonces pensar en este centro de la paradoja como un punto, un punto de equilibrio. (Finding Oneself 2, Meditatio Series 2017 D)


Entradas destacadas