Sabiduría Diaria 09.01.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA)

Meditamos para volvernos contemplativos y eso es un fin en sí mismo. Casi todo en nuestro mundo se ha vuelto un instrumento, una herramienta para lograr algo diferente, ya sea fama, dinero o auto gratificación. Todos los caminos de la sabiduría humana concuerdan en que la contemplación es un fin en sí mismo y se auto justifica. Lo que fluye de ella – compasión y sabiduría – tiene que surgir de esta actitud no instrumental. La contemplación por tanto, trastoca las toxinas de la locura y las vuelve medicina. Siempre es abierta de mente y de corazón y se hace a un lado de las opciones ideológicas o sectarias. En esto, la religión y la ciencia están de acuerdo: el valor de la mente contemplativa.

(A Letter from Laurence Freeman OSB, Meditatio Newsletter, December 2017)


Entradas destacadas