Sabiduría Diaria 09.10.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA)

Más esfuerzo no significa mayor recompensa. No importa lo bien o mal que nos desempeñemos 'todos somos sirvientes inútiles'. La recompensa, pues, no es una recompensa sino una gracia. Esto claramente no checa con el sistema ético de recompensas y castigos. Pero el ego simplista gusta de tener respuestas en blanco y negro y se rebela ante esto. En un esfuerzo por tomar control de la paradoja, más que dejarse ser absorbido por ella, el ego trata una vez más: Bueno, no voy a pensar en una recompensa, voy a tratar de mantenerme desinteresado. Trataré con muchas ganas de olvidar todo y renunciar a mí mismo. (De hecho, lo estoy haciendo muy bien...) este acercamiento es tan contraproducente como el otro que crudamente espera su recompensa. También subraya un falso asceticismo en todas las religiones y tal vez hasta un enttendimiento distorsionado del celibato en algunos círculos cristianos.

(A Letter from Laurence Freeman March 2013, Laurence Freeman Blog)


Entradas destacadas
Entradas recientes