Sabiduría Diaria 27.09.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ALEMANIA)

El evangelio está escrito para las multitudes, no para impresionantes atletas espirituales que ganan medallas de oro. Si no fuera posible alcanzar la verdad de lo que Jesús nos revela a un nivel personal en la vida ordinaria ¿Cuál sería el objeto entonces? Por supuesto que los niveles de percepción varían - tal vez tanto como el número de individuos que perciben. Jesús dijo que hay muchas mansiones en la casa del Padre. Sin embargo, estaba revelando una verdad acerca de la naturaleza humana y no un tabulador de perfeccionismo espiritual. El reino de los cielos está cerca, en nosotros y entre nosotros - para todos. Y para todos también es cierto que hay sacrificios que se tienen que hacer. Si queremos verdaderamente calmar la mente, necesitamos controlar o al menos estar muy conscientes de lo que dejamos pasar a través de un uso desordenado de ella - televisión, soñar despiertos, leer revistas de celebridades, o releer anuncios. El utilizar el tiempo de la mejor manera es esencial para la vida espiritual - no sólo la disciplina de nuestra meditación diaria sino el minimizar las superficialidades de la distracción social y el entretenimiento.

(A Letter from Laurence Freeman, April 2009)


Entradas destacadas