Sabiduría Diaria 21.08.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, EEUU) Liberar este manantial de vida espontáneamente trae gratitud. Esta gratitud desmantela las barreras de rivalidad y sospecha que continuamente nos divide de todas las verdaderas conexiones. ¿Cómo la liberamos? Si tan sólo hubiera un sistema, un programa que pudiésemos comprar o inyectar. Pero es algo que ocurre simplemente quedándonos en quietud. En la quietud, surge el conocimiento. Imaginamos que este conocimiento llegará como una persona famosa con una comitiva o un ejército invasor que tomará posesión de nosotros. Pero no se le encuentra en la tormenta ni en el terremoto. Llega con el poder de la ternura, con el toque infinitamente leve de Dios y con una auto revelada sensibilidad y respeto por lo creado. Por eso es que tan poderosamente disuelve las tormentas de la ira, el miedo y la adicción. (A Letter from Laurence Freeman, 2014/04)


Entradas destacadas