Sabiduría Diaria 18.08.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, EEUU) Tanto como recuerdo, he perdido sólo dos vuelos en los últimos 25 años (muchos más han sido cancelados o demorados). Ayer perdí dos en el mismo día. Cuando pasó toda la agitación, la vergüenza de tener que cancelar un compromiso, el correr sudoroso de una entrada a otra para salvar la situación, tuve un par de horas para relajarme y recibí una gran gracia. Todas las cosas malas contienen gracias que esperan aparecer, como la mariposa a partir de la crisálida marchita, o un ángel irguiéndose sobre los escombros de un día de tristeza, que nos hace mirar hacia arriba, sobre nuestra derrota. Ayer, el ángel de Heathrow no apareció así. Pero mi gracia fue que, aún con mi agitación y el frenesí consumista del duty-free alrededor de mí, pude meditar en un rincón tranquilo y restablecerme. Vi que, aunque por supuesto importaba, tampoco importaba. Y esa paz es más profunda que la agitación. Aún me enseñó nuevamente qué tesoro está esperándonos, siempre tan fielmente, en el corazón humano. No lo había olvidado. No había dejado de creer en ello. Pero necesitaba verificarlo; y estuvo feliz de ser reencontrado. Este reencuentro es lo que hace soportable y significativa la vida y esencialmente digna de ser vivida. Con cada nuevo descubrimiento la fe crece más honda y nuestros corazones están mejor asentados en un lugar de gratitud. (A Letter from Laurence Freeman, 2014/04)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird