Sabiduría Diaria 08.09.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA) La intimidad con uno mismo, que es autoconocimiento, es necesaria para la intimidad con los demás y con Dios. La intimidad - una necesidad tan consciente y dolorosa de nuestro tiempo - comienza desde dentro reduciendo el ruido y nos permite sentirnos en casa desde nuestro interior, sin estimulación externa constante. Cuando nos encontramos con el gran silencio en la soledad, estamos con el poder para acercarnos a otros en el desapego que viene con el escuchar. (A Letter from Laurence Freeman, 2017/02)


Entradas destacadas