Sabiduría Diaria 09.07.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, MONTE OLIVETO, ITALIA)

Los niños no necesitan ser recordados de que son redimibles – sólo adorables. Pero como adultos necesitamos continuamente la certeza de que lo peor que podemos hacer a los otros o a nosotros puede ser revertido, desde nuestra propia profundidad, por fuerzas de renovación totalmente más allá de nuestro conocimiento y control. El significado de simplicidad se vuelve más claro conforme percibimos la profundidad escondida de nuestro propio ser – como cantó maravillado y lleno de alabanza en alguna ocasión el salmista: Te doy gracias Señor por la maravilla de mi ser.

(A Letter from Laurence Freeman, 2013/03)


Entradas destacadas