Sabiduría Diaria 02.07.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, LONDRES)

Jesús sabía de donde venía y hacia dónde iba. La naturaleza de ese auto conocimiento es inexplicable, pero su efecto es real. Cuando nos pregunta ‘Quién dicen Uds. que soy yo’ sentimos la fuerza de la pregunta, involucrándonos poderosamente pero dejándonos libres para escuchar y responder o no, según escojamos. Encontrarse una fuerza que no restringe nuestra libertad es tan poco usual para el ego que inmediatamente sospecha y duda de su realidad. Sin embargo, esta pregunta magisterial, puede, si le permitimos, volvernos discípulos. El motivo atrás de todo, parece ser uno de total amor. El desea que nos conozcamos sólo para que conozcamos el que somos conocidos. Es el hambre divina.

(A Letter from Laurence Freeman, 2009/02)


Entradas destacadas