Sabiduría Diaria 07.06.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA) Repetir los patrones destructivos del pasado es pecado. La libertad no consiste en defendernos contra el enemigo por la fuerza sino en romper el patrón de reaccionar contra el con violencia. Esa libertad definitivamente no resulta de una abstracción intelectual. De hecho sólo cometemos violencia al convertir al otro en una abstracción. (Matar niños en el campo de batalla es ‘daño colateral’). La libertad es el don de la gracia. Gracia es la libertad del amor que encontramos como la luz natural de nuestro corazón. La no-violencia es imposible sin la contemplación. Sin contemplación la religión permanece sacrílegamente unida a la violencia: El rosario amarrado al barril de la escopeta. (A Letter from Laurence Freeman, 2004/04)


Entradas destacadas