Sabiduría Diaria 09.05.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, TAILANDIA) Koinonia es la saludable experiencia de una comunidad que tiene una identidad suficientemente fuerte para ser hospitalaria con otros y no definirse por lo que excluye. La primera tarea es construir esa comunidad fuerte. Nuestros meditadores chinos ayudaron a hacer esto recientemente al introducir la meditación en el seminario católico en Beijing, donde se han formado grupos diarios. Vivir o estudiar o trabajar juntos, incluso adorar juntos, no es suficiente para emanar koinonia. Se necesita interioridad colectiva, honestidad y un silencio suficientemente profundo para encontrarse en un lugar de sinceridad con otros. Todas las relaciones son sutilmente transformadas por esta verdad en silencio. Maravillosamente, la amistad es vista entonces como el estado natural de las relaciones humanas. Viendo esto, la experiencia de incluso una comunidad muy pequeña, llega más allá de sí misma a tocar la gran red viviente de relaciones que, a nuestros ojos de fe, es el Cuerpo de Cristo. (Meditatio Newsletter 2017/01, Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas