Sabiduría Diaria 21.02.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FRANCIA)

Rav Chem, un rabino del siglo dieciocho instruía a sus estudiantes en la Torah al momento que las tropas de Napoleón creaban un alboroto al entrar a su ciudad. Los estudiantes corrieron hacia las ventanas para ver lo que pasaba. El rabino continuó sentado, leyendo sus textos. Cuando los estudiantes terminaron los regañó por haberse dejado distraer tan facilmente por algo que pensaron era un evento de importancia histórica mundial. Esto, dijo, señalando la Torah y nuestro estudio de ello, es lo que de verdad es de importancia histórica mundial. En una época de noticias constantes durante 24 horas diarias, donde muchos se vuelven adictos a verlas siete veces al día, el regaño de Rav Chem parece anticuado y hasta irresponsable. Pero nos recuerda un punto importante que ni la modernidad ni la tecnología han reemplazado todavía - la necesidad de prestar atención y permanecer fieles. La mejor manera conocida por la humanidad para vivir en la luz de la verdad es llenar esta necesidad, esta ley más profunda que ninguna otra. Si podemos hacerlo, estaremos siendo presentes a lo que es en verdad importante en nuestro tiempo y estaremos mejor equipados para responder a ello apropiada y efectivamente. Si no respetamos esta ley, a través de distracciones y la clase equivocada de actividad, nos ahogaremos en una avalancha de información y trivialidad.

(Christian Meditation Newsletter 2011/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas