Sabiduría Diaria 13.02.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, MARRUECOS)

Compasión – el poder de experimentar en y con el otro lo que le está sucediendo – se vuelve una manera más significativa de entender nuestra familia humana que la caridad. Si todos estuviéramos empoderados con compasión no habría necesidad para lo que llamamos filantropía y caridad organizada, para levantar fondos, pelear por programas de ayuda, para presupuestos retadores de ayuda de gobierno, para instituciones de caridad que a veces tienen que colaborar con las mismas fuerzas de injusticia que las hacen necesarias. Pero un cambio estructural mayor, ese cambio real que dura verdaderamente, se realiza a través de la consciencia contemplativa y no sólo a través de los trabajos corporales de misericordia: a través de la contemplación de Marta y la acción de María. Para servir a todos debemos hacerlo como si fuéramos nada.

(Christian Meditation Newsletter 2007/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas