Sabiduría Diaria 12.02.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, MARRUECOS)

De acuerdo a John Main, no existen formas de oración, solamente Oración. Esto tiene sentido – a pesar de la obvia diversidad de las maneras en que oramos – cuando vemos cómo se hace sentir el mismo efecto de la oración. Su efecto es simplemente la pureza de corazón y la unidad de visión que transforma todo lo que cae bajo su atención. Si sentimos verdaderamente la presencia en nuestro corazón, el verdadero centro de consciencia, entonces esta presencia permeará todo. Para aquellos que están unidos a Cristo, hay una nueva creación, como dice San Pablo. En esta experiencia, las viejas dualidades se funden. La oración deja de estar restringida a la ocupación consciente o a la obligación de orar que nos podemos observar haciendo. La oración también sucede a través de nosotros. La vida se expande trascendiendo toda limitación conforme nos volvemos conscientes de cómo el Señor nos va haciendo que seamos oración.

(Christian Meditation Newsletter 2007/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas