Sabiduría Diaria 07.02.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, GB)

El cuerpo nos dice la verdad como nada más. Nuestra relación con el cuerpo – que es una expresión problemática en sí misma – expresa nuestra forma de ser y nuestra actitud hacia otros. Puede ser que sea nada más un objeto que vemos o explotamos, una señal de desesperación. O puede ser una posesión con cuya apariencia y bienestar nos obsesionamos, una razón por la que vivir más que un medio para vivir. Puede ser un puente, un medio para relacionar nuestra identidad con la de otros. O puede ser un castillo en el que levantamos el puente levadizo para mantener al enemigo afuera. Puede ser algo físico o convertirse en un concepto casi puro, algo sagrado o un fetiche. El cuidado del alma y todo nuestro desarrollo humano depende del cuidado y, cuando es necesario, de curar al cuerpo. Esta es la sabiduría universal de las tradiciones espirituales y el significado del asceticismo. La Pascua o Ramadan no están supuestos para ser tiempo de sufrimiento. La vida trae sufrimiento sin que lo tengamos que inducir. El dolor, la decepción y la pérdida nos pueden acercar más a la verdad y la liberación pero también el placer, la alegría y la plenitud. Como postula Simone Weill, tanto el sufrimiento como la alegría son mensajeros. Sentimos y sabemos con el cuerpo y a través de él. Toda preposición se puede aplicar al cuerpo y le da un significado sustantivo al pensamiento.

(Christian Meditation Newsletter 2007/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird