Sabiduría Diaria 23.12.2016


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BERE ISLAND, IRLANDA) El sufrimiento, de cualquier fuente, tiene una alteridad aterradora. Nuestra expectativa innata de que seremos tratados por los demás y por la vida de manera justa - nuestro sentido de la justicia - de repente aparece muy ingenuo. Incluso si no podemos culpar a un enemigo en particular o a un amigo falso, podemos tratar de culpar a Dios. Al principio, instintivamente rechazamos admitir lo que ha sucedido y presionamos el botón de rebobinado. La negación es un estado de ánimo al que entramos después de un shock y puede permanecer por muchos años. Después de la negación podemos sentirnos simplemente adormecidos y agotados. Sólo el proceso del perdón puede liberarnos de esta derrota. De la negación nos movemos a la aceptación porque tenemos que aprender a enfrentar y abrazar lo peor. Enfrentar lo peor con la verdad saca lo mejor que hay en nosotros. (Christian Meditation Newsletter, October 2010 Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas